Abr 20 2014

La boda púrpura del león y la rosa

La boda real de Juego de Tronos entre Joffrey y Margaery

El episodio La rosa y el león, segundo de la cuarta temporada de Juego de Tronos, escrito por el propio G. R. R. Martin, fue todo un éxito de audiencia, con 3,4 millones de espectadores en EE. UU. Y en el resto del mundo: 1,5 millones de personas descargaron el episodio en un solo día, según TorrentFreak. Y todos sabemos muy bien que en los Siete Reinos de Poniente, cada  vez que hay alguna boda hay que agarrase al sofá…

En España Juego de Tronos se puede disfrutar en Canal+ Series todos los lunes.

Juego de Tronos - El león y la rosa. Joffrey, Margaery y la copa de vino

Juego de Tronos – El león y la rosa. Joffrey, Margaery y la copa de vino

Los que hemos leído los libros de Canción de Hielo y Fuego partimos con la ventaja, a pesar de las crecientes divergencias de la adaptación televisiva de HBO, de conocer detalles que son difíciles de captar en pantalla. Al final de esta reseña voy a adelantar, a los profanos de los libros, detalles sobre qué ocurrió realmente en este importante episodio.

Joffrey no es el peor villano de Poniente

Empecemos por conocer un poco mejor a ese monstruo sádico del norte llamado Ramsay Nieve, el bastardo, y único hijo, del traicionero Roose Bolton, la familia vasalla de los Stark que traicionó al Rey en el Norte en la Boda Roja. La familia Bolton tiene su capital en Fuerte Terror, y su blasón es un hombre desollado, atendiendo a la tradición centenaria que tienen de despellejar vivos a sus prisioneros.

Ramsay es, sin duda, de lo peor que existe en el universo de G. R. R. Martin. Y en el episodio hemos visto ya una pincelada de ello a través de su afición favorita: la caza con sabuesos de jóvenes doncellas, las cuales terminan, en el mejor de los casos, muertas de un flechazo. En el mejor de los casos…

Juego de Tronos - El león y la rosa. Ramsay Nieve se lo monta en grande con Miranda

Juego de Tronos – El león y la rosa. Ramsay Nieve se lo monta en grande con Miranda

La serie ha introducido un nuevo personaje, una joven y diestra arquera llamada Miranda, a las vistas tan cruel como Ramsay. Este personaje no existe en los libros, así que la serie añade otro factor interesante. Ramsay y Miranda son otra muestra de la crueldad que escampa por Poniente y por el continente de Essos. Si sólo fueran ellos los canallas…

Un maestro secreto para Jaime

Jaime Lannister sigue su tormenta personal en la capital del reino. El que fuera el mejor espadachín de Poniente no es nada sin su mano diestra. Así es como su hermano Tyrion le encomienda ponerse a trabajar su zurda con la espada: de poco sirve el acero de Valyria si no se sabe empuñar una espada. Pero en Desembarco del Rey las habladurías palaciegas hacen más daño que el acero. Bronn es la mejor opción para un entrenamiento eficiente… y discreto.

Juego de Tronos - El león y la rosa. Broon, el maestro secreto de Jaime

Juego de Tronos – El león y la rosa. Broon, el maestro secreto de Jaime

En los libros, Jaime practica en secreto con el único espadachín que no se puede ir de la lengua: Ilyn Payne, la Justicia del Rey, responsable de decapitar a Ned Stark. Ilyn Payne es mudo y no sabe leer ni escribir; el Rey Loco le arrancó la lengua con unas tenazas al rojo vivo. Por tanto, es perfecto para ocultar el secreto de la torpeza en combate de Jaime Lannister con su mano izquierda.

Bran y el cuervo de tres ojos

Más allá del muro Bran Stark, Hodor y los hermanos Reed prosiguen la búsqueda del Cuervo de Tres Ojos con el que sueña el heredero de Invernalia. Bran disfruta cada vez más de sus cacerías metido dentro de la piel de su lobo huargo Verano. Jojen Reed advierte al joven Stark del peligro que tiene pasar demasiado tiempo poseyendo animales: es una actividad que deshumaniza al Cambiapieles.

Juego de Tronos - El león y la rosa. Bran y un árbol arciano

Juego de Tronos – El león y la rosa. Bran y un árbol arciano

Bran va descubriendo, cada vez más, sus poderes de verdevidencia, que le permiten ver eventos que han pasado y que aún están por pasar. Al encontrarse con un árbol arciano, de tronco blanco y hojas rojas con un rostro tallado en el tronco, Bran tiene la visión de su fallecido padre, de un dragón sobrevolando una ciudad desconocida, y el Cuervo de Tres Ojos guiándole hacia un árbol arciano encaramado en un risco.

Bran ya sabe a dónde deben dirigirse.

La Boda Púrpura. Las decisiones tienen consecuencias

¿Quién quiere casarse en Poniente? :-D

En Desembarco del Rey preparan el gran evento: la boda del rey Joffrey de las casas Baratheon y Lannister con Margaery, de la casa Tyrell. Y, como el propio Joffrey dice:

Una boda real no es un entretenimiento; una boda real es historia.

Desde luego, Joffrey… es historia cada vez que se asesina a un rey, más todavía si ese rey es alguien tan detestado como el fruto del incesto entre Cersei y Jaime. En los Siete Reinos de Poniente, ni te cases ni te embarques. :-D

En una entrevista para Entertainment Weekly el autor George R. R. Martin dice, en referencia al guión del episodio: “Quise hacer un poco confuso qué pasó exactamente ahí, hacer a los lectores trabajárselo un poco para intentar descubrir qué ha pasado”. Desde luego, George… siempre torturando a tus lectores :-D

Muchos os preguntaréis: ¿por qué la boda de Joffrey es la Boda Púrpura? En principio, por el color del rostro de Joffrey mientras moría ahogado. Pero el motivo es otro. Al final de la reseña, en caso de que queráis saberlo y no podáis esperar, os lo explico. Advertiré antes de desvelar el misterio.

Juego de Tronos - El león y la rosa. Boda real en Desembarco del Rey

Juego de Tronos – El león y la rosa. Boda real en Desembarco del Rey

Antes de la boda hemos visto el desprecio mutuo que los Martell y los Lannister se tienen. Hay deudas sin pagar, y la Víbora Roja está dispuesta a cobrar. Oberyn no sólo es un portento como guerrero, también tiene una lengua afilada, y no se corta ante el patriarca de los Lannister ni ante Cersei, a la que recuerda que ya ha dejado de ser reina regente, por un lado, y que su hija Myrcella se hospeda en Dorne al cuidado de la familia Martell 8-)

Por otro lado, Varys la Araña previene a Tyrion de que Cersei ha descubierto que Shae es su amante; ahora es esencial que Shae cruce el mar Angosto y se mantenga bien alejada de la ponzoñosa y manipuladora reina regente. Shae no quiere irse de la capital del Trono de Hierro, así que Tyrion debe ser implacable con su amante, y tratarla como a una ramera. No hay otra manera de embarcarla hacia Pontos, al otro lado del mar.

El episodio ha sido toda una rapsodia recordatoria del grado de inmundicia humana que es Joffrey. En los libros el rey tiene 13 años, aunque el actor Jack Gleeson tiene 21 en el rodaje. Darle poder absoluto a un adolescente abusón es terrible. Los niños pueden ser muy crueles, aunque al crecer la mayoría cambien de ser y lamenten todo lo que hicieron. La novela El señor de las moscas de William Golding, adaptada al cine en 1963 y 1990, es una buena muestra de ello. Y como profesor de Secundaria que soy podría citar innumerables ejemplos. Ahora los adolescentes tienen el poder que les conceden sus padres gracias a los smartphones que les regalan.

Juego de Tronos - El león y la rosa. Tyrion y la copa de vino

Juego de Tronos – El león y la rosa. Tyrion y la copa de vino

Las decisiones acarrean consecuencias – G. R. R. Martin

En el episodio, Joffrey destroza el carísimo y raro libro que su tío le regala con la espada hecha con el acero valyrio de Hielo, el mandoble de la Casa Stark. El rey se encarga de recordar a Sansa que ese acero fue utilizado para decapitar a su padre, el llorado Ned Stark. Ridiculiza a Tyrion con una representación de la Guerra de los Cinco Reyes utilizando a enanos, que se regodean con una cortada cabeza de lobo (en los libros la escena es todavía más humillante, con dos enanos representando una justa montados en una cerda y un perro). Ante la inteligente negativa dada por Tyrion para participar en el esperpento juglar con los enanos, Joffrey se ensaña más todavía con su tío: le vacía su copa de vino en su cabeza y le ordena servirle vino como vulgar copero del rey. Esta acción traerá consecuencias para Tyrion Lannister.

George R. R. Martin ha dicho en múltiples ocasiones que en sus libros trata de subrayar que “las decisiones acarrean consecuencias“. Tyrion ha tenido siempre una boca muy grande y una lengua afilada, sobre todo con su hermana. Aunque para todos los presentes la muerte de Joffrey podría haber pasado por un accidente por atragantamiento, como así esperaban sus asesinos, Cersei no tarda un sólo segundo en señalar a su odiado hermano pequeño como responsable de la muerte de su hijo.

El actor Jack Gleeson decidió retirarse como actor, a sus 21, tras el rodaje de El león y la rosa, para así centrarse en sus estudios universitarios en el Trinity College de Dublin. Una pena, porque ha realizado una buena labor encarnando al odioso Joffrey.

A todo esto, ¿alguien ha visto a Petyr Baelish “Meñique” en la boda…? Vaya… ;)

Ahora viene conocer quién está tras el envenenamiento del rey Joffrey. Si preferís esperar a que esto sea revelado en la serie más adelante, no sigáis leyendo…

¿Quién envenenó a Joffrey?

La muerte por ahogamiento fue producida por el peor veneno conocido en Poniente: el estrangulador, una piedra de Asshai de color púrpura confundida como parte del collar de amatistas que Dontos le regaló a Sansa Stark. Todo ha sido un complot orquestado por Petyr Baelish y Olenna “la Reina de Espinas” Tyrell (Olenna Redwyne en los libros), la matriarca de la familia Tyrell.

Las piedras violetas de Asshai son un veneno que ya se ha visto anteriormente en la serie, en el primer episodio de la segunda temporada titulado El Norte recuerda. Fue utilizado futilmente por el maestre Cressen contra Melisandre; ella aparece inmune al veneno, que no el propio Crassen que muere asfixiado ante una impertérrita sacerdotisa roja.

Dontos regaló a Sansa, en el pasado episodio, el collar de piedras púrpuras “vestigio de la desaparecida casa Hollard”. Mentira: el collar ha sido proporcionado por Meñique, que tiene al borracho de Dontos en nómina. De esta manera, Sansa forma parte, sin saberlo, del plan para asesinar a Joffrey, introduciendo inadvertidamente los cristales de Asshai en el banquete.

¿Cómo llegó el veneno a la copa de Joffrey? Si nos fijamos, cuando la anciana Olenna va a consolar a Sansa, acaricia su cara y juega con una de las joyas del collar de la joven. Acto seguido vemos que en el collar de Sansa falta una piedra.

Juego de Tronos - El león y la rosa. La amatista (púrpura) desaparecida de Sansa

Juego de Tronos – El león y la rosa. La amatista (púrpura) desaparecida de Sansa

Olenna no se sienta junto al rey, pero sí su nieta Margaery. Aunque la vieja matriarca bien podría haber mantenido al margen a su nieta en el complot orquestado para dejarla como aspirante a reina de los Siete Reinos. No olvidemos que Margaery no es oficialmente reina, porque no llegó a consumar el matrimonio con el rey Joffrey. Pero Margaery Tyrell se queda como una consorte perfecta para el que será el sustituto del difunto rey: el bueno de Tommen, el hermano pequeño de Joffrey.

En el momento del magnicidio, mientras Joffrey agoniza, Dontos apremia a Sansa: deben salir de allí inmediatamente. Así se consuma la conspiración, con una inesperada cabeza de turco: Tyrion Lannister, que se queda en medio de la tormenta, y con Sansa, esposa del único acusado, desaparecida.

Ahora bien: todo esto es lo que ocurre en los libros. En la serie podría ser bien diferente, aunque la piedra desaparecida del collar de Sansa parece que apunta en la misma dirección que en los libros. Ahora toca ver, en los próximos episodios, cómo se precipitan los hechos. Nubes negras se ciernen sobre el pequeño Tyrion…

Quizás también te interese:

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2014/04/la-boda-purpura-del-leon-y-la-rosa/