The Affair: una verdad, dos historias

Una aventura extra matrimonial donde nada es lo que parece

Detrás de la serie de Showtime The Affair están Sarah Treem y Hagai Levi, los creadores de esa estupenda, recomendable y olvidada serie llamada In Treatment. La serie está nominada con tres Globos de Oro, no sólo como mejor comedia dramática, sino por las excelentes interpretaciones de sus protagonistas británicos, Dominic ´Jimmy McNulty´ West y Ruth Wilson.

The Affair, con Dominique West y Ruth Wilson

The Affair, con Dominique West y Ruth Wilson.

La serie ha sido renovada por Showtime, lo cual no tiene por qué ser una buena noticia. Y no lo digo porque The Affair no me esté gustando (¡todo lo contrario!), sino por los funestos antecedentes de series maravillosas que Showtime quemó por extenderlas más allá de lo deseado por los guionistas (sí, me refiero a Dexter…).

Aprovecho para disculparme por el parón que le he dado al blog en las últimas semanas. Diciembre es un mes movidito para los profesores de secundaria en los Estados Unidos y no he podido sacar tiempo para escribir. De hecho, estoy escribiendo estas líneas en la larga espera de la terminal B del aeropuerto de Newark :roll:

Dominic West es bien conocido por todos gracias a memorables series como The Wire, donde interpretaba a un alcohólico, mujeriego pero efectivo detective de homicidios de la policía de Baltimore. En The Affair el actor Dominic West ha vuelto a compartir pantalla con otro actor de The Wire, John Doman, el que fuera jefe de McNulty, el teniente Williams A. Rawls. Ruth Wilson es conocida por, entre otras producciones, su papel como la inteligente y fría Alice, de la serie británica Luther.

La subjetividad de la realidad

En principio se puede pensar que la serie, que se abre con una peculiar melodía de Fiona Apple, describe un drama donde dos personas se lo pasan pipa mientras sus respectivas parejas aparecen con caras de tontos. Pero, desde el primer episodio, los guionistas ya nos desvelan que ‘The Affair‘ no es una serie convencional. Voy a hablar de la serie sin desvelar ningún tipo de espóiler…

En cada episodio de The Affair nos desdoblan la misma historia, pero vista desde dos puntos de vista distintos. Muy distintos. Noah Solloway, profesor de literatura en educación secundaria en un instituto de New York City y Alison Bailey, camarera en un pueblecito turístico de la costa de Nueva York, llamado Montauk, nos muestran su ángulo sobre una historia que va mucho más allá de una complicada aventura veraniega entre dos desconocidos. La historia cuenta con drama, sexo y pasión, fantasmas del pasado, intereses enfrentados y hasta pinceladas de cine negro. Con planos recurrentes del culo desnudo de Dominic West, para mayor regocijo de muchas :-D Todo muy al estilo de la narración literaria (que no televisiva) de la saga ‘Canción de Hielo y Fuego’, de George R.R. Martin.

Es todo un acierto ver en pantalla cómo, ocasionalmente, las perspectivas se complementan, pero la mayoría de las veces, son divergentes y hasta opuestas. En el vestuario vemos cómo los personajes de la narración aparecen con o sin corbata, con tacones o zapatos más sencillos, dependiendo de la subjetividad de Noah y Alison. Pero, sobre todo, lo que más me atrae en ‘The Affair’ es el desconcierto in crescendo de las diversas narraciones mostradas. ¿Cuál es la ‘historia’? ¿Dónde está ‘la verdad’? ¿Acaso tenemos una única realidad (la de Noah o la de Alison) contrastada con la ensoñación fruto de los delirios de una mente perturbada? Sería apoteósico descubrir que una de las vertientes de la narración sólo es resultado de la locura de uno de los dos protagonistas. Eso lo veremos muy pronto.

Mucho más os podría contar, pero prefiero esperar a que disfrutéis de esta estupenda serie con la menor cantidad de información previa. Como está al caer el final de la primera temporada de esta serie tengo en mente escribir una reseña completa, con espóilers, sobre todas los matices y lecturas de esta elaborada y muy recomendable aventura.

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2014/12/affair-una-verdad-dos-historias/