Crítica de Interstellar, una fantasía espacial

Cristopher Nolan, el amor y la Relatividad General

Interstellar es el sueño de la infancia del venerado y aborrecido (por muchos, casi a partes iguales) Christopher Nolan, revitalizador de la saga cinematográfica del hombre murciélago con Batman Begins (2005), el responsable de la anodina y sobrevalorada Origen (2010), pero también el autor de la excelente Memento (2000). El guión lo ha escrito junto a su hermano Jonathan Nolan, para lo cual han sido asesorados por el físico teórico y productor ejecutivo, Kip Thorne.

Interstellar - Una película de Christopher Nolan

Interstellar – Una película de Christopher Nolan.

La película, con su largo metraje de 169 minutos, no se hace larga a pesar de sus muchos claroscuros. Incluso con los muchos sinsentidos y errores de guión que la hacen más ciencia-fantasía que ciencia-ficción, Interstellar es puro entretenimiento gracias a sus muy bien llevados efectos especiales (que no abusan de CGI, imágenes creadas con ordenador), donde se utiliza la lógica de la ciencia en lo que se mira y se oye (también lo que no se oye), todo acompañado de la hermosa y adecuada banda sonora de Hans Zimmer.

Una bien documentada película de ciencia-ficción…

En una entrevista en la radio pública estadounidense (podcast), Nolan confiesa la profunda impresión que le causó la primera película que vio, 2001 Una odisea del espacio (1968) y también el clásico de George Lucas Star Wars (1979). Algo con lo que coincido plenamente: mi primera película, con cinco años, fue el clásico de Stanley Kubrick, película a la que me llevaron de la mano mis hermanos. Todavía guardo nítidos detalles de aquel día en el cine Rex de Castellón (¡cómo añoro aquellas extintas y señoriales salas de cine!), lo alegre que entré en la sala pensando que iba a ver combates en el espacio… y no homínidos descubriendo el uso de un hueso como arma de destrucción masiva.

Está claro que Nolan pretendía emular al maestro Kubrick en esta película, que bucea en los valores del amor, la familia y el sentido de la vida sobre un paisaje del crepúsculo de la humanidad en la Tierra, que mira a las estrellas, otra vez, en busca de salvación y de una segunda oportunidad.

Interstellar - Matthew McConaughey y Mackenzie Foy

Interstellar – Matthew McConaughey y Mackenzie Foy.

El laureado Matthew McConaughey es Cooper. Primero piloto, luego granjero, para acabar como astronauta intergaláctico (literalmente) que debe salvar a la humanidad de una (no explicada en la película) crisis alimentaria, donde el único cultivo que puede crecer es el maíz. Me pregunto cómo narices son capaces de hacer la cerveza que aún siguen tomando en ese futuro apocalíptico donde toda la alimentación se basa en el maíz… Las interminables tormentas de arena son una manera un tanto ridícula de justificar el ocaso de la vida en la Tierra.

Todo, absolutamente todo en Intersetelar, gira alrededor de la relación paterno filial entre Cooper y su hija Murph. La joven hija del piloto-granjero-astronauta está interpretada por Mackenzie Foy, a la que auguro un brillante futuro, drogas y alcohol no mediante. La chica llena la pantalla y sabe actuar, que no es poco. La historia de Interstellar nos recuerda lo duro que es dejar a los seres queridos atrás cuando no se conoce a ciencia cierta la certeza del reencuentro. Y que, con frecuencia, seguir al corazón y no a la cabeza acarrea problemas y desdichas imprevistas.

Interstellar - Matthew McConaughey, Anne Hathaway y David Gyasi

Interstellar – Matthew McConaughey, Anne Hathaway y David Gyasi.

En gran parte de la película se hace un uso científico de la acción, como el propio astrofísico y divulgador Neil deGrasse Tyson, conocido gracias a Cosmos, a SpaceTime Odyssey (2014), nos recuerda en su Twitter y en numerosas entrevistas que circulan por Internet:

Absolutamente todo en Intersetellar gira alrededor de la relación paterno filial entre Cooper y su hija Murph

El silencio en el espacio, algo que no veía en cine desde hacía muchos, muchos años; las enormes mareas causadas por la gravedad de un cercano agujero negro; el agujero de gusano mostrado como una esfera, no como una circunferencia; la dilatación temporal producida por gravedad extrema y la curvatura del espacio-tiempo, como predice la Relatividad General; el momento exacto en el que aparece la gravedad cero; el realismo de la astronave Endurance, que genera de una manera realista gravedad al estilo ya visto en otras películas como 2001 de Kubrick. Todo ello mostrado con minucioso rigor científico, como debería ocurrir en toda película del género.

También son de agradecer los protagonistas, atractivos científicos con familias y sin pelo blanco, con la excepción de las canas de Michael Caine, el veterano actor cuya presencia siempre es bienvenida. Si bien es verdad que el director no aprovecha, con la excepción de McConaughey, el potencial del elenco de intérpretes: Caine, Jessica Chastain y Matt Damon. Anne Hathaway pasa desapercibida. Y Cassey Affleck… diluído totalmente.

… hasta la escena de la biblioteca infinita

Todo iba más o menos bien en la narración (bueno… no convence que seleccionen a un granjero ex piloto como astronauta para salvar a la humanidad; bueno, tampoco que la base de la NASA esté justo al lado de la granja de Cooper… en fin, el guión tiene más baches que podría seguir enumerando). Hasta que llegamos a las escenas relativas al estudio, la biblioteca donde Cooper, a través de una especie de portal dimensional, mueve primero los libros para poder comunicarse con su hija en el pasado (algo que rompe la causalidad de la Relatividad) y después utiliza el código Morse para transmitir las ecuaciones que (nada más y nada menos) unificarán la Relatividad General con la Mecánica Cuántica, manecillas de reloj mediante. La de substancias alucinógenas que se habrán tomado los hermanos Nolan para imaginar lo que pasa en las inmediaciones (o dentro, eso no queda claro) de un agujero negro…

Interstellar - La cara de Jessica Chastain al leer la parte del guión sobre el agujero negro y la biblioteca...

Interstellar – La cara de Jessica Chastain al leer la parte del guión sobre el agujero negro y la biblioteca…

Con todas las lagunas del guión, Interstellar es un entretenimiento donde se puede aprender sobre ciencia y Relatividad General, con magníficos efectos visuales, con buenas interpretaciones y una maravillosa banda sonora. En el cine donde vimos la película (una atestada sala llena de gringos con gorras de béisbol que devoraban mastodónticos cubos de palomitas) varios espectadores se levantaron tras la primera hora, pero la película no se me hizo larga. Bueno, a mi mujer sí, pero en lo que respecta a la ciencia-ficción tenemos gustos muy encontrados. :roll:

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2014/11/critica-de-interstellar-una-fantasia-espacial/