Ago 23 2016

The Get Down. Disco, hip-hop y despiporre

Del disco al hip-hop con pantalones de campana

Cuando mi amiga Jessica nos hablaba exultante de la loca incursión seriéfila de Baz Luhrmann, conocido director de Moulin Rouge (2001), nada me hacía sospechar cómo me iba a atrapar este delirante retrato del ocaso de la música disco y del nacimiento del hip-hop. Mayúscula sorpresa, habida cuenta de lo poco que me gusta todo lo que rodea a la subcultura del rap y los grafitisThe Get Down es la sorprendente y cara producción de Netflix con la que quiere dar otra campanada antes del esperado regreso de la serie Narcos el 2 de septiembre.

The Get Down - Al Hip-Hop pasando por la música Disco en todo su esplendor

The Get Down – Al Hip-Hop pasando por la música Disco en todo su esplendor.

No hay nada mejor para romper con otro larguísimo parón en este humilde blog que una reseña sobre una serie donde el despiporre, los campanolos, y los más exagerados pelos afro en el Bronx neoyorkino florecen bajo una excelente banda sonora en el ocaso de la música disco. Todo visto desde el punto de vista de personajes ficticios, que quede por delante. La primera parte, que es como el creador llama a la primera temporada, se compone de sólo seis episodios, muy al estilo de las cortas temporadas británicas.

No es Moulin Rouge. No es Fiebre de sábado noche. No es West Side Story. Oh wait…!

Aunque la dirección del estrafalario australiano sólo aparece en el inusualmente largo primer episodio (¡93 minutos!), todo en The Get Down rezuma a la mano Luhrmann: atrezo, planos picados y contrapicados, luces y personajes estrambóticos en un musical que no es un musical. Todo muy exagerado, muy loco… por algo Luhrmann es el creador, además de productor y guionista de The Get Down. Echando uso de billetera; Netflix se ha gastado mucho dinero en la primera temporada de The Get Down y eso se ve, se siente y hasta se huele. La producción ha contado con el asesoramiento de las leyendas del baile Jose Xtravaganza y Willie Marine Boy Estrada y de los artistas del graffiti Crash y Daze.

Estamos en el South Bronx, en 1977. En la radio triunfa “Don’t Leave Me This Way” de Thelma Houston, en las discotecas la juventud baila con la música Disco y el Latin Hustle. Pero los grafitis ya presagian el advenimiento de las mezclas que traerán el hip-hop, como nos muestran en la serie combinando ficción con secuencias documentales de la época. Para las gentes y las tiendas de discos del Midtown de Manhattan no se sabía lo que se estaba cociendo en las fiestas y en las calles de Harlem y Bronx, ni en Tribeca y ni en el Soho conocían lo que se escuchaba y se pasaba con el boca a boca mediante cintas de casete en los barrios pobres del norte. Un contraste entre las dos visiones musicales sobre la que circula la narrativa de The Get Down.

The Get Down - Los orígenes del Hip-Hop

The Get Down – Los orígenes del Hip-Hop.

Que no os ahuyenten ni el rap y los grafitis, porque la serie no se centra en el hip-hop sino en cómo se llegó a su alumbramiento. En un empobrecido Bronx donde los guetos de afroamericanos y otras etnias convivían entre los colores de las bandas, la sociedad iba dejado atrás la música disco y se abría camino una cultura musical donde lo importante no eran tanto los grupos musicales sino cómo se mezclaban y pinchaban los discos. Como nos confiesa Alberto Rey tras ver los tres primeros episodios de The Get Down “lo voy a confesar, me siento SUCIO. Porque los he disfrutado”. Así es la última Luhrmada.

The Get Down - Shameik Moore es 'Shaolin Fantastic'

The Get Down – Shameik Moore es ‘Shaolin Fantastic’.

Baz Luhrman abre la puerta y deja entrar aire fresco en un panorama seriéfilo saturado de estrenos vacíos e insípidos. La temporada seriéfila 2016-17 nos va a traer, sólo en EE. UU., más de quinientas producciones, como apunta John landgraf en Variety. Una locura. Preferiría una centésima de todos esos estrenos, con tal de que tuvieran gancho.

Todo en The Get Down rezuma a Luhrmann

Sí, The Get Down es una serie aparentemente mamarracha, que gira alrededor de una historia de amor un tanto cursi sobre la que gravitan un grupo de amigos adolescentes en el South Bronx de 1977. Como si de West Side Story se tratara… con bandas rivales, macarras amenazadores trapicheando y niños con nada más que hacer que andar por las calles. Y todos sueñan con el éxito que les saque del gueto: sueñan con triunfar cantando (ella), componiendo canciones (él) o vendiendo su música y sus mezclas para que suenen en todas las discotecas (ellos). Historia simple, pero maquillada con variopintas vestimentas, peinados imposibles y una música pegadiza de los años setenta. Ojalá nunca hubiera llegado el horror musical de los ochenta… :-D

Las escenas musicales en las discotecas son tremendas, dando la sensación de que en cualquier momento aparecerá Tony Manero en medio de la pista. Han dramatizado la efervescencia de una época para que la podamos admirar en Ultra HD 4K con sonido 5.1 (a ver cuándo emiten otras cadenas en España en 4K…).

Del elenco de intérpretes poco que decir, aún menos del limitado oficio del protagonista Jaden Smith (hijo de Will Smith), quizás a los solventes y veteranos Giancarlo Esposito (Breaking Bad) y Jimmy Smits (DexterPolicías de Nueva York). No es una serie que destaque por sus interpretaciones, sino, como no me he cansado de repetir, por todo lo estrafalario en la manera de describir una época.

The Get Down - Jaden Smith es Marcus ‘Dizzee’ Kipling

The Get Down – Jaden Smith es Marcus ‘Dizzee’ Kipling.

Poco más os puedo contar de The Get Down; prefiero que la descubráis vosotros porque poco hay para deconstruir de esta recomendable producción de Netflx. The Get Down es como un cuadro de Jackson Pollock: o te fascina o te espanta. Aquí os dejo uno de los tráilers… Cuánta razón tenías, Jessica :-)

 

Quizás también te interese:

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2016/08/the-get-down-disco-hip-hop-y-despiporre/