True Detective T2. Pizzolatto otra vez

Vuelve la serie de los personajes atormentados

Tras ver The Western Book of the Dead es casi inevitable buscar ecos de la maravillosa primera temporada de True Detective. Ya no está el gran Cari Joji Fukunaga en la dirección, ya no están McConaughey ni Harrelson delante de las cámaras. Pero sigue siendo una serie y un guión 100% Nic Pizzolatto. Siguen los ecos, aunque habrá que estar atentos al resto de episodios de esta segunda temporada de True Detective que acaba de empezar. Atentos para ver si estamos libres del fantasma de la primera temporada.

True Detective T2. Mismo Pizzolatto, distinta historia

True Detective T2. Mismo Pizzolatto, distinta historia.

Estamos ante una serie antológica, donde cada temporada se corresponde con una historia diferente, con un elenco de intérpretes distintos. Pero, como muy bien señala Alberto Rey, ‘El número de casualidades convenientes del primer episodio es peligroso. Son demasiadas y demasiado convencionales.’

True Detective lo emite en España Canal+ los lunes a las 03:00h, a la vez que la emisión en EE. UU. por la cadena HBO.

Cuatro personajes, una historia

El episodio arranca con un apartado campo misteriosamente plagado de postes de señalización. No sabemos dónde estamos, no sabemos qué marcan los postes… fugazmente vemos pasar un cartel de advertencia que se desvanece antes de poderse leer completamente, aunque podemos vislumbrar parte de la palabra “contaminado”…

Partimos de cuatro personajes muy diversos con un corazón atormentado en un episodio que desemboca a sus protagonista hacia una misma historia. Se hace inevitable recordar la soberbia miniserie británica The Shadow Line donde también tenemos una historia vista a ambos lados de la línea que separa ley y crimen. Pero antes de hablar sobre los personajes, permitidme que compare este primer episodio con la primera temporada.

Gran parte del éxito de la primera temporada de True Detective se debe a la dirección, donde sus ocho episodios fueron dirigidos por Fukunaga. Ahora, el director es productor ejecutivo junto a McConaughey, Woody Harrelson y Pizzolatto, entre otros. La segunda temporada está repartida entre varios directores bajo la alargada sombra del soberbio trabajo de Fukunaga. Por otro lado, sigue en la selección musical T Bone Burnett, algo muy de agradecer. Los títulos de crédito son casi un clon en ambas temporadas, con un collage de los personajes difuminados con anuimaciones y simbolismos que los fans ya habrán comenzado a desentrañar. Esta vez, la melodía de los títulos de crédito corre a cargo del gran Leonard Cohen y la canción Nevermind.

True Detective T2 - Vince Vaughn es Frank Semyon

True Detective T2 – Vince Vaughn es Frank Semyon.

La ubicación de la primera temporada era la sureña Louisiana rural, ahora nos trasladamos al, más habitual para el espectador, entorno urbano de la ficticia ciudad de Vinci, en los suburbios de la superpoblada Los Angeles. La columna vertebral de la primera temporada de True Detective recae en los personajes, más importantes que la propia investigación criminal. En esta segunda temporada todo apunta a que los personajes y sus demonios seguirán siendo el eje de la narración.

¿Tendremos misticismo y referencias a mitología de H. P. Lovecraft como en la primera temporada? Poco misticismo hemos visto en este primer episodio, a excepción del Instituto Panticapaeum donde predica el padre de Bezzerides, la investigadora que trabaja con el sheriff de Ventura. Aunque en el Cadillac donde trasladaban al difunto Caspere me ha parecido ver una especie de cabeza de un halcón… habrá que esperar a los siguientes episodios.

Pizzolatto siempre relaciona sus episodios con referencias literarias. Y, aunque estamos ante una producción al más puro estilo de cine negro urbano, en este The Western Book of the Dead nos apuntan literatura japonesa relacionada con el Bushido, el código de conducta de los samuráis, con El libro de los cinco anillos de Miyamoto Musashi y Hagakure, El camino del samurái de Yamamoto Tsunetomo. De Hagakure me gustaría destacar la visión de Tsunetomo respecto del código bushido: vivir como si se estuviera muerto. Esta mentalidad y actitud señala a algunos de los protagonistas de esta temporada.

Estoy abierto a juicios

Colin Farrell interpreta a Ray Velcoro, corrupto y alcohólico detective en el corrupto Departamento de Policía de Vinci. Si en la primera temporada de True Detective la narración discurre en tres espacios temporales diferentes, en este primer episodio de la T2 sólo nos muestran un único flashback, con el primer encuentro entre Velcoro y Frank Semyon, interpretado por Vince Vaughn. Semyon es un criminal, un hombre de negocios de apariencia tranquila. Frank le desvela entonces a Raymond la identidad del violador de su mujer. Contrasta el aspecto impoluto y arreglado de Velcoro por aquel entonces, cuando trabajaba para el sheriff de Los Angeles. ¿Estuvo Frank detrás de la violación, como un medio para tener en nómina a Raymond?

True Detective T2 - Colin Farrell interpreta a Ray Velcoro

True Detective T2 – Colin Farrell interpreta a Ray Velcoro.

En el caso de Velcoro, los demonios que le torturan aparecen claros. Parece evidente que la brutal agresión a su mujer fue desencadenante del fin de su matrimonio. Y, por si todo esto no fuera poco, su único hijo nació a los nueve meses de la violación. Ray no ha querido hacer test de paternidad alguno. Es su hijo… aunque no aparente el menor parecido con su Raymond.

Nunca hagas nada desde el hambre, ni siquiera comer

Frank Semyon es un magnate criminal que parece destinado a llenar el hueco dejado por el personaje Rust Cohle de la temporada anterior. Su mujer Jordan (interpretada por la guapa Kelly Reilly) parece tener el papel de la perfecta compañera y cómplice, siempre apostillando los silencios con la perfecta frase, el perfecto brindis… Algo me dice que su personaje dará mucho de qué hablar en toda la narración.

Los Semyon han hecho una fuerte apuesta en la inversión de un magnate ruso llamado Osip, el cual está profundamente interesado en encontrarse con Ben Caspere, gerente municipal del ayuntamiento de Vinci. Parece que el asesinato de Caspere va a complicar los intereses de Frank Semyon, lo que le llevará a llevar una investigación paralela.

True Detective T2 - Rachel McAdams interpreta a Ani Bezzerides

True Detective T2 – Rachel McAdams interpreta a Ani Bezzerides.

Otro protagonista atormentado es Ani Bezzerides, detective del sheriff de Ventura. Poco sabemos de los demonios que la atormentan. Su personaje está obsesionado con los cuchillos, el bushido samurái, el juego, el alcohol y prácticas sexuales peculiares (a raíz de la conversación con su pareja). La detective tiene, además, una complicada relación con su hermana y su padre, un gurú de una secta de iluminados. En la conversación con su padre parece deducirse que su madre acabó suicidándose al tirarse a un río. Bezzerides tiene los ingredientes para el típico cóctel de personaje de True Detective.

El último personaje es el guaperas del grupo y el que menos gancho tiene. Sí, también huye de un pasado de dolor, vistas las quemaduras en su cuerpo, una historia en el ejército de la que no quiere hablar y algún asunto turbio en su pasado policial (no sabemos qué pasó en Montaña Negra). Que necesite viagra para satisfacer a su novia parece un problema menor en comparación con lo que le lleva a barajar el suicidio corriendo con su moto de noche, faros apagados y a más de 100 millas por hora por la autopista del Pacífico. Aún así, su personaje es el menos atractivo de los cuatro. Pero estamos todavía en el primer episodio.

True Detective T2 - Taylor Kitsch es Paul Woodrugh

True Detective T2 – Taylor Kitsch es Paul Woodrugh.

Si hay algo que no me ha gustado en este episodio es que los protagonistas sean tan extremos, tan atormentados. Hacer una buena narración de personajes no implica exagerar sus dramas personales. Quizás Taylor Kitsch y Rachel McAdams sobreactúan en algunos momentos (sobre todo Kitsch), quizás la culpa sea de la mala mano de Justin Lin con la dirección de actores, director de cuyo curriculum cinematográfico mejor no hablaremos… Pizzolatto debería haberse moderado en los perfiles de los protagonistas de la segunda temporada de True Detective.

Con todo, a pesar de la alargada sombra de la temporada anterior y a pesar de la falta de valentía en esta nueva entrega, me ha gustado el arranque de la segunda temporada de True Detective. Seguiremos atentos a los siete episodios que nos quedan.

Comentarios respecto a la banda sonora

Gracias a T Bone Burnett seguimos con acertadas canciones en True Detective. La banda sonora es más bien discordante, al estilo de Hannibal. Y las canciones son existencialistas, al igual que en la primera temporada. Los títulos de crédito, como ya he citado antes, es el Nevermind de Leonard Cohen. Luego tenemos la hechizante y melancólica My Least Favorite Life de la cantautora de country Lera Lynn, que también es responsable de la canción del tráiler promocional The Only Thing Worth Fighting For. Por cierto, algunos fans están pidiendo por Twitter que la canción de Cohen de apertura de la serie sea cambiada por My Least Favorite Life… Finalmente, el episodio se cierra con Nick Cave & Warren Ellis y la canción All The Gold in California.

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2015/06/true-detective-t2-pizzolatto-otra-vez/