‘Inside No. 9’. Historias poco ordinarias

La hora de Alfred Hitchcock a lo británico

Inside No. 9 de BBC Two es una serie con episodios autoconclusivos e independientes, con el mismo elenco de intérpretes, en el que se narran seis historias muy diversas, de 30 minutos cada una, que ocurren en viviendas con el número 9. Se tocan todos los palos en historias que van desde el humor negro pasando por la locura y llegando incluso a lo macabro.

Inside No. 9 - A Quiet Night In

Inside No. 9 – A Quiet Night In

Historias escritas por los actores Reece Shearsmith y Steve Pemberton, que también aparecen en los episodios. El resultado de la primera temporada es un tanto desigual; desde la muy divertida A quiet night In, hasta los dos flojos y aburridos últimos episodios. No son Historias para no dormir, aunque lo hayan intentado, porque sólo los dos primeros episodios merecen el visionado.

Seis historias singulares, pero bien distintas

Poco voy a poder contaros de esta serie, porque se juega mucho con la sorpresa. Como suele ocurrir en las series británicas aparecen muchas caras conocidas: Katherine Parkinson (The IT Crowd), Oona Chaplin (Dates, Juego de Tronos), por citar sólo un par. La temporada prometía, arrancando con un original Sardines (Sardinas) donde la acción transcurre dentro de un armario. Una situación rocambolesca con unos giros inesperados que llevan a un peculiar final. Y ya he dicho mucho; en Inside No. 9 la sorpresa es esencial.

Inside No. 9 - Cartel de 'Sardines'

Inside No. 9 – Cartel de ‘Sardines’

Se tocan todos los palos en historias que van desde el humor negro llegando a lo macabro y la locura.

El segundo episodio A Quiet Night In (Una noche tranquila dentro) es, sin duda, el mejor. El silencio es la tónica y tiene momentos muy graciosos. El planteamiento es brillante, casi sin diálogos, con unos personajes peculiares que se complican la vida torpemente.

Por desgracia, tras el segundo episodio la temporada pierde fuelle, y se desinfla más y más con cada nuevo episodio. La serie entra en una caída en picado. Las cuatro historias restantes son muy, muy anodinas, no tienen ni historia, ni chispa ni gracia. Deberían haber seguido por la línea del humor negro del segundo episodio, pero parece que el planteamiento va más en la línea de La hora de Alfred Hitchcock (1962), sin llegar a la altura de la mítica serie de los años sesenta. Así se llega al tremendamente insustancial, y totalmente prescindible, The Harrowing (Lo horripilante), con un final nos deja con un ¿y ya está?

Los carteles de los seis episodios son muy chulos. Y si la primera temporada os ha sabido a poco, en la web oficial de BBC Two tenéis un séptimo ‘episodio’ extra (por llamarlo de alguna manera) titulado The Inventors – Los Inventores.

Seis episodios de 30 minutos, que se pueden ver de un tirón en tres horas. Y eso no es nada comparado con los maratones seriéfilos que nos damos :-P

La serie ha sido renovada por la cadena pública británica. Esperemos que en la segunda temporada retomen el hilo de A Quiet Night In y se dejen de la metafísica de episodios como Tom and Gerri.

Se notan ya los fríos del invierno…

¿No lo notáis ya? Empieza a soplar un gélido viento invernal ¿Que ya estamos en primavera, dices? ¡para nada! Porque ya está casi encima la cuarta temporada de Juego de Tronos. En EE. UU. se estrena el seis de abril, y en España un día después por Canal+ Series. La T4 de Juego de Tronos  se corresponde con lo mejor de los, hasta ahora, seis libros publicados por G. R. R. Martin. Así que… preparaos :-)

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2014/03/asi-fue-la-primera-temporada-de-inside-9/