«

»

Dic 07 2013

Imprimir esta Entrada

¿Y dices que ahora te aburre la tercera temporada de Homeland?

El postureo de cebarse con la tercera temporada de Homeland.

A falta de sólo dos episodios para que termine la tercera temporada de Homeland, sigue pareciéndome sorprendente leer por Twitter y el resto de redes sociales cómo la  machacan (aunque la sigan viendo), tras haberla idolatrado en las dos primeras temporadas. Porque, ¡todo el mundo adora la primera temporada de Homeland! Con intriga, acción, con una historia de amor surrealista e imposible y hasta con sucia política.

Homeland. Carrie llora por las críticas poco justificadas...

Homeland. Carrie llora por las críticas poco justificadas…

Pero, ¡ojo! No voy a criticar a los que han perdido interés por la serie… esas cosas pasan hasta en las mejores familias. A mí me ha pasado y seguramente a ti también. Me encantó, por ejemplo, la primera temporada de True Blood y ahora me parece una serie infumable, insoportable. Me pasó con Weeds en su última temporada. De lo que voy a hablar es de por qué la tercera temporada de Homeland no es diferente de las dos primeras.

La pisoteada tercera temporada de Homeland.

No hace falta que os recuerde lo que se dice sobre la 3ª de Homeland por las redes sociales. ¿O sí? :mrgreen:

Twitter ha ardido con críticas a la tercera temporada de Homeland... de gente que antes la ponía por las nubes.

Twitter ha ardido con críticas a la tercera temporada de Homeland… de gente que antes la ponía por las nubes.

Repito: respeto las opiniones vertidas aquí y allá. Para gustos, colores. Pero voy al meollo: la tercera temporada de Homeland no es diferente de las dos previas. ¿Qué es lo que nos gustó tanto de Homeland en las dos primeras temporadas? En este saco meto a los críticos de la tercera… porque no estarían a estas alturas viendo la serie de no haberles gustado :roll:

Personajes.

 Jorge Carrión ‏@jorgecarrion21 16 oct

Homeland ya no es Homeland. Dejemos de verla. ¿No?

Sin lugar a dudas, una serie de personajes. Saul, Carrie, Brody.  y  están grandes en la primera, en la segunda… y también en la tercera. La Danes y el Lewis se han llevado un montón de premios, pero mi favorito sigue siendo Mandy “tu mataste a mi padre” Patinkin. Incluso la repelente y odiada Dana Brody hace un buen papel. Pero, precisamente eso, es lo que hace que los intérpretes sean buenos: meterse en el papel hace que sean amados, odiados…

Se ha criticado mucho, con poco criterio, a la laureada Claire Danes y a sus feos pucheros. Pero, ¿qué esperan? Danes se dedica, simplemente, a interpretar el papel de una mujer con síndrome bipolar que está sometida a altas dosis de presión y estrés. Las personas, normalmente, no cambian las expresiones faciales y corporales de un día para otro. Tampoco Claire Danes.

Ambigüedad moral.

Antonio Ortiz ‏@antonello 16 nov

Twitter ha hundido ‘Homeland’ http://buff.ly/1awNg97  no el ser aburrida, repetitiva y vacía, eso no ha influido. 

Estamos ante una serie donde la fina línea que separa el bien del mal es bien difusa. Vemos cómo la CIA y los servicios secretos aliados de EE. UU. no titubean a la hora de secuestrar, torturar y matar. Otra serie donde no tenemos blanco o negro, sino grises. Todo esto lo hemos visto en las tres temporadas.

Serie de giros narrativos.

El Portal de la Sota ‏@PortalSotero 4 nov

Una vez superado el giro de guión más tramposo y vergonzoso de la historia de la TV reciente, seguimos sin interés y sin rumbo. #Homeland

En la tercera vemos también giros en la narración. Muchos más que en las temporadas anteriores.

En la primera temporada teníamos el misterio y la incertidumbre sobre Brody: ¿es un yihadista? Una vez lo vimos con el chaleco-bomba en el búnker, todos esos interrogantes se desvanecieron. Pero en la segunda se abrieron más. Brody se convierte en un agente doble, aunque ronda la duda de saber si, en realidad, es un agente triple. Vemos cómo se abren dudas sobre la lealtad de Carrie en la agencia; la gente llega a hacer cosas muy estúpidas por amor. La segunda temporada terminó de forma explosiva y nos pilló la detonación por sorpresa a todos.

En la tercera vemos también giros en la narración. Muchos más que en las temporadas anteriores. Saul vende a Carrie ante el comité de investigación del Senado y la teñida bipolar, tras ser internada y drogada hasta el límite, parece ser capaz de abandonar sus lealtades. Para luego ver que negro es blanco y que todo fue una brillante maniobra del, ahora director de la CIA, Saul Berenson.

Homeland. A Brody le importan un abedul las críticas poco justificadas.

Homeland. A Brody le importan un abedul las críticas poco justificadas.

Desmitificación de los servicios de inteligencia.

 Sebastián ‏@SebastianGAB 6 nov

Planteándome muy seriamente abandonar Homeland definitivamente. Le doy un capítulo más. No pueden hacer media temporada aburrida. Media.

Los espías no son buena gente, por muy nobles que puedan ser sus motivaciones. Ya lo hemos visto antes en series como, la injustamente cancelada, Rubicon y también en el cine. Homeland lo ha retratado muy bien en la primera, en la segunda y también en esta tercera temporada. Es más: en la tan criticada última temporada lo han elevado a la enésima potencia: el bueno de Saul ordena “eliminarlos; eliminarlos a todos”. Y vemos cómo la CIA obliga a las autoridades policiales a mirar hacia otro lado cuando pillan a Quinn limpiando la escena del crimen del jefe de los servicios de inteligencia iraníes.

La sucia política.

Pere Solà Gimferrer ‏@CriticoEnSerie 30 nov

Le tengo tan poco respeto a la T3 de ‘Homeland’ que es la serie que me pongo mientras actualizo el blog y otras tareas.

En las tres temporadas hemos visto cómo los juegos sucios de las altas esferas políticas se anteponen, con frecuencia, a las prioridades estratégicas de los estados. Pero, lo acertado en esta tercera temporada es que se han atrevido, y han clavado, a prever la situación geopolítica a día de hoy. En concreto, me refiero a la distensión Iran-Occidente, tras la llegada al poder del presidente Hasán Rouhaní, en agosto de 2013. Desde luego: ahora mismo Irán no está en distensión con los EE. UU. en lo que llevamos de temporada en Homeland… pero ése es el objetivo de Saul.

Pues eso: a mí me está gustando Homeland.

Si no te gustó la primera temporada de Homeland, es normal que tampoco te gusten ni la segunda, ni la tercera. Efectivamente. Si no te gustó la primera… la habrías dejado ya. Pero si tanto te gustaron las dos primeras temporadas, ¿por qué te produce tanto hastío la tercera? Como Alberto Rey, muy acertadamente, comenta en su blog¿qué es lo que te molesta, que Homeland haya evolucionado de esa manera o que tú seas incapaz de dejar de verla?

Nos quedan dos episodios para cerrar esta temporada. Brody está en Irán y pronto Carrie intentará rescatarlo. En el otro lado.

Quizás también te interese:

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2013/12/y-dices-que-ahora-te-aburre-la-tercera-temporada-de-homeland/

  • Carmen

    A mí sí me gustaron y bastante, la primera y la segunda temporada. Pero la tercera la he dejado.
    Veía los capítulos mientras hacía otras cosas y eso, tratándose de una serie de este tipo, significa que me daba igual lo que pasara. Ya sé que son los mismos actores, pero esta vez la historia no me ha enganchado. Me daba igual lo que le pasara a Brodi en Venezuela, la n-ésima recaída de Carrie, sus intuiciones,… por no hablar de la hija-suprimible y el “novio” pirado, si la mujer de Saul tiene un amante y similares.

    Parece que lo bueno ha llegado en el octavo capítulo, enhorabuena a todos los que habéis conseguido llegar hasta ahí disfrutando. Yo, y no sé si es postureo ni me importa, he terminado con esta serie.
    Ánimo a todos con la cuarta temporada :D

  • Amanda_dc_75

    Completamente de acuerdo. No sé qué quieren de ella. Es más, lo comprendería de alguien al que no le haya gustado la primera temporada. Recordemos que la primera era de ritmo lento, situando a los personajes, observando cada movimiento de Brody… No era una serie fácil, pero el guion y la actuación de los protagonistas la hacían muy interesante. Después, la segunda temporada nos sorprendió a todos con un ritmo frenético en algunos episodios, otras joyas como el Q & A, y por supuesto el explosivo final.
    Es cierto que quizá el cambio de enemigo en la tercera temporada, de Al-Qaeda a Irán, puede resultar algo forzado, pero la serie sigue teniendo esos elementos que enriquecían las dos anteriores temporadas: personajes complicados y ambiguos, guiones elegantes en su crudeza y una visión de los conflictos internacionales muy alejada del maniqueísmo.
    Al igual que tú, Héctor, mi debilidad por Mandy Patinkin me hace imposible ser objetiva, especialmente cuando su personaje cobra tanta relevancia en esta tercera temporada. Respeto, por supuesto, que a la gente no le guste, no faltaba más, pero no comprendo muy bien los motivos. Yo la disfruto mucho.

  • Ruiz

    La tercera temporada sí que es diferente a la primera por varias razones. Por ejemplo, en la tercera, no hay un guión, hay varios amagos de argumentos que no interesaron a casi nadie. Intentaron encajar a la pobre Dana y a su novio, probablemente en un intento de atraer a un público adolescente (pretensión demencial para una serie de este tipo). ¿Por qué los guionistas estadounidense odian a las adolescentes? (La hija insoportable de Jack Bauer, el de 24, también tenía tela, era peor incluso).
    En esta tercera temporada, sí que hubo alguna “ocurrencia” bonita como el episodio de la Torre de David, pero no un guión.
    Sin embargo. La razón principal de que, hasta ahora, no haya gustado esta temporada, es porque no salía Brody. No nos engañemos, el principal ingrediente de la historia de Homeland es el amor fou entre la agente de la CIA y el marine (los dos tan vulnerables, tan “destinados a encontrarsse en los bares”). Apetecía ponerse a cantar una ranchera cuando se iban de parranda.
    Fue un gran fallo que Brody no apareciese hasta el final. Además Damian Lewis es un actor impresionante ( a pesar de su tendencia a los resuellos). Por cierto, está casado con una actriz excepcional, Helen McCrory.
    Bueno, a ver en que termina esto. Creí que para redimir al sargento le iban a transformar en una especia de Jack Bauer, pero veo que, gracias a Alá, seguirá tan imperfecto y pelín ambiguo como hasta ahora.
    Saludos y felicitaciones por tener un lugar donde poder comentar estas cosas.

    • Tienes razón en varios detalles. Efectivamente: varias de las líneas narrativas paralelas de la 3ª temporada no tuvieron ningún gancho (como los problemas de Dana con su novio) aunque permitieron que Morena Baccarin se luciera en su papel (una pena que el embarazo de la actriz la ha relegado bastante…). Aunque me hubiera gustado haber visto más continuidad en algunos personajes nuevos que aparecieron en La Torre de David como el médico pedófilo brillantemente interpretado por Stephen Schnetzer (al que ya vimos en la 2ª temporada de The Wire.

      Se me olvidó comentar en esta entrada algo muy importante que mencionas: la ausencia de Brody ha hecho que mucha gente repudie Homeland de partida. Está claro el peso del personaje del pelirrojo sargento; para muchos la serie gravita alrededor del marine converso.
      Muchas gracias por tus apuntes y comentarios, Ruiz :-)

  • jordi

    Haciendo un recuento de la serie (y pensando en la teoría de redes) saco tres elementos: narración, personajes y relaciones. El punto relevante es este último. Los presonajes los tenemos desde la primera temporada y más o menos los tenemos descritos en el lugar que ocupan. La narración viene determinada con las relaciones que se establecen entre ellos. Vamos a ver: Carrie, agente de inteligancia de campo con bipolaridad, con lo cual puede cambiar su personalidad en cualquier momento. Brody, un sargento sometido a torturas con un síndrome post traumático a cuestas que necesita una guía en su vida y Saul, analista que maneja todos los hilos. Los dos primeros actúan según el plan del tercero, o de lo que se puede hacer.

    Si prestamos atención a la narración, ésta está modulada por los personajes, pero como los personajes no son de una piedra sino que son altamente cambiantes, dependen de las relaciones impuestas por la situación en ese momento. Es decir, camaleones. En este punto no podemos decir que los personajes son inconsecuentes porque ya pecan de una indefinición inicial de lo que puede ser su personalidad.

    Creo que el ataque viene por ahí, porque si no puedes ver que la serie juega a lo que podríamos llamar un juego de rol en el ámbito del espionaje no sabes por dónde cogerla.

    • ¡Jordi, se te echaba de menos en el blog! :-)

      Efectivamente, Jordi. El guión juega con los cambios de los personajes según se derivan sus relaciones. Aunque (quizás) las sorpresas vengan porque algunos de ellos finjen tener cambios de intereses. Concretamente me refiero a Brody. Algo me dice que, realmente, ha reemplazado a Abu Nazir desde aquella última reunión que tuvo antes de ALERTA ESPOILER que la CIA matara al líder yihadista. FIN ESPOILER.

      • jordi

        Me gustaría aclarar un poco y ampliar lo que he escrito porque parece un poco abstracto. Si nos fijamos en la literatura, que es anterior al cine, tenemos a Joseph Conrad, cuyo tema es el de la segunda oportunidad: el individuo ha de cambiar todos sus esquemas para sobreponerse a un fracaso anterior; para producirse el cambio en el personaje se definen de nuevo sus relaciones. Si cogemos a Graham Green es el individuo quien ha de lidiar con sus demonios internos para poder llevar a cabo su mision. En Le Carré tenemos a personas con información insuficiente y han de recrear una realidad que les sirva para sobrevivir. No menciono a Ian Fleming porque para mí un tipo que se presenta con su nombre verdadero (“Bond, James Bond”) y no obtiene secretos, sino que sabotea es un operativo, no tiene problemas de identidad-personalidad-relaciones, pero sí que podemos sacar de él la acción; para la acción tenemos a Eric Ambler que la combina con la introspección.

        Teniendo en cuenta también a la serie Bond y a la de Bourne (porque en Homeland también aparecen operativos), y combinando todo lo mencionado anteriormente nos salen los elementos de Homeland. Si alguien no sabe de dónde sale Saul se le puede encontrar en Greene con el tema de la fuerza superior. Todo lo anterior aparece en Homeland asimilado y actualizado. Tenemos dos temas a resaltar: el cambio y la segunda oportunidad. ¿No eran estos los temas de Breaking Bad, pero cambiando el poder personal por la protección de la patria en el caso de Homeland?
        Creo que esto sería un punto de vista a desarrollar más ampliamente por todos; tal vez nos hemos olvidado de lo que era en realidad el espionaje. No todo se puede hacer como Rubicon, hay varientes.

        • Ruiz

          Lord Jim y Brody en el mismo día. No sé si podre sobreponerme.

    • Amanda_dc_75

      ¡Sí que se te echaba de menos, Jordi! Welcome back!

  • Ruiz

    ¿Cómo sacamos a Brody?
    Suponiendo que haya una cuarta temporada y suponiendo que continúe Damian Lewis ¿Cómo lo sacamos?
    Lo mejor va a ser echarle la culpa a Javadi

    • Lo que más me intriga a mí es a qué está jugando Brody

      • Ruiz

        Pues como no sea a ser presidente de Irán, no le veo jugada. Si descartamos la cirugía facial ¿qué salida tiene? ¿Pakistán?
        Carballo. Paso a paso. Lo primero debemos ayudar a Carrie a sacarle de ese despacho. Insisto, podemos echarle la culpa a Javadi. Recuerda que Brody acudió a la viuda diciendo algo así como :
        “¡¡¡¡Javadi me quiso matar, Javadi me quiso matar!!!! tengo que ver al presidente que también está en peligro”.
        Creo que se nota que no trago a Javadi
        Concéntrate. Vamos a ayudar a Carrie a sacarle de esa ratonera, luego ya les buscaremos ocupación.

        • No es eso a lo que me refería. Algo me dice que Brody no está jugando limpio… con nadie.

          • Ruiz

            Si me hubieras ayudado, podríamos haberle librado de esta, pero tus suspicacias….
            En fin, quizá algún día vea el capítulo. Ahora mismo no me apetece. Menudo suicidio el de Homeland. Tenían planeado acabar con la serie. No me cabe otra explicación.

          • No ha sido un suicidio. Ha sido triste, no me lo esperaba…
            Pero ahora la serie se pone muy interesante porque ¿por dónde va a tirar Homeland? Absolutamente nadie puede decirlo…

          • Ruiz

            No, si con lo de sucidio me refería a la serie, no al personaje de Brody.

            Ya vi el capítulo final, al menos por encima y creo que puedo decir:

            a)Para mí que a Brody se lo cargaron porque el actor Damian Lewis no quería seguir (sabia decisión).

            b) Lo más seguro es que por eso mismo los guionistas (por llamarlos de alguna manera) intentaran los amagos argumentales de Quin y Danna y todo eso.

            c) espero no oir la palabra redención, por lo menos, por lo menos hasta la Semana Santa. Nunca una palabra fue tan minusvalorada. Ahí si que estuvieron bien los guionistas (por llamarlos de alguna forma) cuando hacen decir a Brody que como se va redimir alguien de un asesinato con otro asesinato.

            d)¡¡¡¡Madre mía!!!, pero que mal capítulo en cuanto a errores de racord y otras brusquedades. ¿os fijásteis en el pelo de Carrie cuando dialoga con Brody en el refugio? Jo. Y en la fealdad del tránsito, cuando Brody habla del desierto y de repente aparecen en el refugio. Pum-zas. Horrible.

            e)No sé si continuará esta serie. Ojalá que sí y que dé varios puestos de trabajo. Será otro tipo de espectáculo. Los actores son muy buenos. Al personaje que tenía cierta intringulis ya no lo veremos, pero, por ejemplo, Carrie, se podría transformar en una Jackie Bauer, que también mola, pero de otra forma.

          • A Brody se lo iban a cargar en la primera temporada, pero a raíz del éxito del personaje lo han estirado todo lo que han podido.
            Homeland ha terminado, y la cuarta será ya otra cosa. Estaremos atentos a ver cómo reinventan la serie.

  • Manuel Tomas

    Enhorabuena por tu blog, es un placer leerlo.
    Estoy de acuerdo con todo tu análisis, así como con los comentarios que te realizan a posteriori.
    Realmente apenas racionalizo las series que veo, aprendiendo con tu blog espero construir un criterio màs claro de lo que esta bien creado y de lo que son solo colores y sonidos en un mismo espacio y tiempo.
    Por ahora solo te puedo explicar lo que sentí y pensé cuando la ví.
    Me gustó la primera temporada, como a casi todos, y me obligué a ver màs capítulos con la convicción de que la fuerza de la serie eran Claire y Brody, con un Saul en la sombra manejando los hilos, pero una sombra fuera de todo lo común.
    Una vez visto como se las gastan todos, el círculo se cierra y todos contentos, pero no, el show business tiene estas cosas y la serie va enredando hasta lo insólito; ver como Claire ayuda a huir a Brody siendo este el único sospechoso plausible del peor delito que se puede cometer en suelo americano. En ese momento Claire perdía toda su credibilidad, si es que le quedaba alguna, y Brody rompía con su familia, que era lo único que le unía a este mundo y que, por desgracia, yo sabía significativamente que era porque los guionistas americanos le habían puesto fecha de caducidad, ha pasado demasiadas veces.
    Las series de hoy en dia tienen tanta calidad como el mejor film, pero deben cuidar, a mi modo de ver, muchísimo más los tiempos, que creo que es el fallo de Homeland, es una historia tan potente inicialmente que lo único que viene paulatinamente es la monotonía.

    • Muchas gracias, Manuel Tomás :-) Un placer que te guste leer mi blog.

      Curiosamente hay muchas series que no necesitan racionalizarse y que, aún así, enganchan. The Big Bang Theory, The IT Crowd… Y creo que, realmente, es mejor que cada uno explore sus propios criterios para así poder saber seleccionar y filtrar las series que de verdad nos pueden gustar. Porque hay mucha oferta… y mucha porquería.

      Me ha encantado tu apunte sobre cómo se desdibuja la credibilidad de Claire tras ayudar a Brody. Pero ese tipo de detalles es de los que hacen a Homeland una serie grande.

      La dosificación ha sido uno de los puntos más criticados de Homeland, y de los que más respeto. Porque el tempo es algo personal; puedo entender perfectamente que a alguien no le guste The Wire debido a su pausada narración, aunque sea una de mis series favoritas.

  • ~Clayton

    *AVISO SPOILER!* Yo pienso que Homeland es una serie que depende exclusivamente de 3 personajes, Claire, Brody y Saul. La 1era T si bien es muy buena, en la 2da T se ven algunos giros inverosímiles (enviar un SMS a medio mundo de distancia en una reunión de Agentes de Alto Mando de la CIA), pero en la 3ra T sencillamente no le vi rumbo desde el primer capítulo. Cuando en el episodio 4 de la 3ra T descubrimos que Saul y Carrie se habían puesto de acuerdo desde el principio fue para mí un timo al espectador. Engañarlo con algo que no sabe y vamos, es muy fácil de hacer.

    Claire Danes es una muy buena actriz (si no has visto Temple Grandin, corre a verla), ella no tiene nada que ver con la decadencia del guión desde la 2da mitad de la 2da T hasta que termina la 3ra, culminando con la muerte de Brody tan carente de emotividad. Una Carrie que se ha visto hasta el cansancio de sufrida, sinceramente en vez de inspirar pena, daba lástima que se maltratara tanto al personaje innecesariamente. Sobre todo ese giro del episodio 4 de la 3raT que te menciono.

    Aunque hay que reconocer que tiene sus cosas buena la 3ra T, desde el capítulo 8 al 12, recuerdo que fueron bien buenos, pero a ese final de temporada le sobraron 15 minutos ‘heavys’. Lo de la estrellita al final es tan pueril y siútico que no me lo creí. A pesar de todo, igual veré la 4ta T, y espero sinceramente que termine la historia allí, o en una 5ta, pero… Showtime, por favor, deja de alargar historias!

    Esa es mi opinión.
    Muy buena entrada, por cierto y respeto tu punto de vista.

    • Muchas gracias por tus comentarios, Clayton. Esperemos, como bien dices, que Showtime deje de estirar las temporadas. Es un crimen lo que hicieron con Dexter…