«

»

Abr 26 2013

Imprimir esta Entrada

Reseña de Rectify, la serie indy del Sundance Channel

Gracias al colectivo #BirraSeries, Movistar y Sundance Channel pude estar en el preestreno de Rectify. Una serie con el sello Sundance financiada por los productores de Breaking Bad, con aroma independiente. Reinserción, pena de muerte, olvido y redención se mezclan en una serie prometedora donde la historia se lleva con una dosificación acorde con la narración.

Cartel de la promoción de Rectify en el evento #BirraSeries

Cartel de la promoción de Rectify en el evento #BirraSeries

El encuentro con el resto de blogueros fue, como suele ocurrir con los encuentros de #BirraSeries, ameno, divertido y, sobre todo, cargadísimo de twits :-D Con lo que he criticado twittear mientras se disfruta de una serie, y mira tú por dónde…

Desde Sundance hasta las teles

Tras unos momentos de charlas, vinos, cervezas y picoteo en la sala del edificio Telefónica de la Gran Vía madrileña comenzó el pase del piloto. Eso sí, los patrocinadores de Samsung tuvieron la genial idea de anunciar, justo segundos antes de comenzar el piloto, que “sortearían una tableta y un teléfono” de la empresa entre los que más twits con el hashtag #SCrectify colgaran. Yo soy de los que no entienden cómo puede haber gente que twitea y retwitea mientras disfruta (o sufre) una serie o una película… y ¡toma! :-D Todo el mundo con una mano en el móvil mientras miraba las dos pantallas: la del pase del piloto y la que mostraba en tiempo real los twits del evento. Era cómico ver cómo, a los 15 minutos del comienzo del piloto, apagaron la pantalla que mostraba #SCrectify para que “pudiéramos ver el piloto con tranquilidad” :-D y es difícil aplaudir con una sola mano. Así que ¡nunca más!

Rectify (izquierda) y los twits en tiempo real (derecha)

Rectify (izquierda) y los twits en tiempo real (derecha)

El creador y showrunner de Rectify es Ray McKinnon, alguien muy versátil pues no sólo es actor en películas como O Brother! (2000) y series como Deadwood, también es productor y realizador. McKinnon ha escrito el guión de Rectify, que también produce y dirige como toca en toda obra indy que se precie. Está protagonizada por Aden Young, quizás el único fleco del piloto. Young encarna a Daniel Holden, que tras pasar nada más y nada menos que 19 años en el corredor de la muerte de una prisión en la sureña Georgia por el asesinato y violación de la que fuera su novia, es liberado tras encontrarse evidencias de ADN que invalidan los argumentos de la acusación. “Es liberado, pero no exonerado”, como asevera Roland Foulkes (Michael O’Neill) fuera de la prisión, el que fuera fiscal y parte de la acusación y ahora senador. Foulkes lo sigue considerando culpable, al igual que el sheriff Carl Daggett (J.D. Evermore).

Rectify - Aden Young interpreta a Daniel Holden

Rectify – Aden Young interpreta a Daniel Holden

Mentalmente preparado para morir cualquier día de los muchos que pasó en cautiverio, Holden tiene que adaptarse a este drástico giro en su vida, donde ahora tiene todo el tiempo del mundo; es libre físicamente, pero sigue mentalmente preso, en un proceso similar al de un enfermo en coma que regresa a la vida. Ausente, sin aparentar ni alegría, ni tristeza ni ninguna emoción visible externamente. El trabajo de Young en la interpretación de Holden es, al menos en el piloto, un tanto floja y difícil de creer. También hay algún fleco de guion: Daniel Holden se queda dormido en el coche que se lo lleva de la cárcel donde ha estado 19 años. ¿Diecinueve años encerrado y te quedas dormido en los primeros minutos de libertad? Pero son detalles menores porque el piloto es muy recomendable.

Unos flashbacks nos llevan a los años de cautiverio en el corredor de la muerte, comenzando por los primeros días y las conversaciones con un compañero de la siniestra galería: un afroamericano que no oculta ni culpabilidad ni sus ganas de seguir vivo. También es significativo un momento, tras la vuelta de Daniel al hogar materno, del encuentro con un adolescente que parece ser el que más empatiza con él al querer devolverle a la vida: ordenador, Internet y DVDs con las películas que se ha perdido en el largo cautiverio. Porque Holden ha vivido de espaldas al día a día de la sociedad norteamericana: ni móviles, ni chats, ni Internet, ni redes sociales, ni nada 2.0. Ha estado muerto en vida.

Por lo general el piloto es muy acertado. Nos ponen en su sitio los distintos elementos de la trama, comenzando por el elenco de personajes;  el senador y el sheriff que lo siguen condenando; la familia biológica con su madre Janet (excelente el trabajo de J. Smith-Cameron) y su hermana, la hermosa Amantha (Abigail Spencer), quién parece se convertirá en la coprotagonista de la serie; y por último su familia política, “los Ted”, su padrastro Ted Sr. y el egoísta hermanastro Ted Jr. (Clayne Crawford) quién está sólo preocupado por no perder el negocio que heredó tras la condena de Holden.

La intención del realizador parece recaer en la dosificación de los elementos argumentales: personajes, relaciones, situaciones. En principio no sabemos quién o quienes están detrás del crimen por el cual Holden fue condenado a la pena capital, ni siquiera sabemos si realmente él es inocente, pero no parece que la serie vaya en la dirección de mostrarnos la investigación de un crimen de hace cuatro lustros. Aún así hay que subrayar el detalle, justo al final del piloto, de dejarnos con un cliffhanger interesante.

¡Espóiler dentro! Mostrar spoiler

En el aspecto visual destaca la escenografía situada en la sureña Georgia rural. Efectivamente: la trama se encuentra en el conservador y evangelista sur de los Estados Unidos. Y qué mejor lugar que el sur para abordar todo lo relacionado con la pena de muerte en EE. UU.

Estaremos atentos al resto de episodios (cinco) que conforman esta serie. Os recomiendo este piloto que abre la ventana y nos trae aire fresco en las programaciones seriéfilas.

Quizás también te interese:

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2013/04/resena-de-rectify-la-serie-indy-del-sundance-channel/