El Príncipe de Invernalia. Así fue el episodio 18 de Juego de Tronos.

Interesante el capítulo The Prince of Winterfell (El Príncipe de Invernalia), octavo de la segunda temporada. Ya sólo nos quedan dos episodios por delante tras éste capítulo tranquilo, el de la calma antes de la tormenta que vendrá en el próximo episodio Blackwater (Aguasnegras). A pesar de ser un capítulo de transición hemos visto importantes giros y detalles de los que voy a hablar.

Tyrion y Lord Varys en Desembarco del Rey

Tyrion y Lord Varys en Desembarco del Rey

¡Alerta espoilers!

Es curioso ver cómo los guionistas han retomado el curso de los libros en lo que respecta a la importante trama que acontece en la norteña Invernalia. Como ya comenté en la revisión del episodio séptimo la fuga de Bran era en realidad un subterfugio para poder esconderse en las mismas criptas del castillo donde se encuentran Theon Greyjoy y sus hombres, con lo que el “amago” de fuga fuera de Invernalia se quedó en un susto.

¡Espóiler dentro! Mostrar spoiler

En Desembarco del Rey hemos visto cómo finalmente Cersei y Tyrion desentierran abiertamente el hacha de guerra. La hermosa Reina Cersei nunca ha disimulado el profundo desprecio hacia su pequeño gran hermano, pero ahora ha cruzado una línea que Tyrion no va a olvidar.

Tyrion a Cersei: "Llegará un día en el que te sientas segura y feliz, y de repente tu alegría se convertirá en cenizas en la boca, y ese día sabrás que la deuda ha quedado saldada."

Tyrion a Cersei: “Llegará un día en el que te sientas segura y feliz, y de repente tu alegría se convertirá en cenizas en la boca, y ese día sabrás que la deuda ha quedado saldada.”

Este momento, podéis imaginar, es un importante punto álgido en la trama. El actor Peter Dinklage está bordando el papel del pequeño gran hermano de los Lannister. También hemos sido testigos, a corazón abierto, de su talón de Aquiles. Y se llama Shae.

Tyrion y Shae

Tyrion y Shae

En la capital de los Siete Reinos se están preparando para la inminente llegada de las tropas de Stannis Baratheon junto a Ser Davos Seaworth, al que le promete el cargo de Mano del Rey tan pronto logre sentarse en el Trono de Hierro. De nuevo podemos ver que tenemos buenos y adecuados intérpretes para estos personajes, sobre todo por parte de Liam Cunningham, quien se mete en la piel de “El Caballero de la Cebolla”.

Mientras tanto, al norte de El Muro, la variación respecto al libro original va de mal en peor. En mi opinión están estropeando una narración interesante que no era nada difícil adaptar. En fin… Jon Snow y Qhorin Mediamano han sido capturados por separado por los salvajes. Ygritte evita que Casaca de Matraca, un jefe de los salvajes, le rebane el cuello al bastardo de los Stark. Ahora van prisioneros camino del campamento de Mance Rayder, el Rey Más Allá del Muro. Y luego tenemos divergencias con la obra original respecto al misterioso descubrimiento de las dagas de Vidriagón, aunque esto no es para nada tan importante como la captura de Jon y Qhorin. A ver cómo piensan arreglar los guionistas esta variación significativa en lo que respecta a Jon Nieve con el libro original…

En la lejana Qarth no ocurre absolutamente nada. La última Targaryen sigue llorando por sus dragones robados e ignora los consejos de Ser Jorah Mormont de huir en barco de la ciudad dejando a “sus hijos”. Por cierto, y como no podía ser de otro modo, los “pajaritos” de Lord Varys le han puesto al tanto de las historias sobre Daenerys, viva y con tres dragones, información que comparte con Tyrion, quien no le dará la menor credibilidad.

Ahora ya sabemos que Catelyn no ha matado a Jaime Lannister, sino todo lo contrario: lo ha liberado para que vaya camino de Desembarco del Rey, aunque sigue prisionero de “la bella” Brienne de Tarth con la esperanza de que así pueda conseguir intercambiarlo por sus hijas. El actor Nikolaj Coster-Waldau está bordando al mellizo de la Reina Cersei. Esto ha enfurecido a Robb Stark (y al señor de la Casa Karstark…), que hace prisionera a su propia madre. Mientras, el pastelón se consume y El Rey en el Norte se complica su situación cayendo en los brazos de la desconocida “curandera” (Jeyne Westerling se llama en la novela original… y no es curandera). No debemos olvidar que Robb se comprometió a casarse con una de las múltiples hijas de Walder Frey. Lo que pueden complicarse la vida los hombres al dejarse engatusar tan fácilmente…

Ahora a esperar impacientemente lo que pasará en las aguas del río Blackwater (Aguasnegras)

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2012/05/el-principe-de-invernalia-asi-fue-t02e08-de-juego-de-tronos/

1 comentario

  1. así fué, sí….muuuucho mejor que el 6°, pensé que iba en caída

Los comentarios han sido desactivados.