El regreso (nefasto) de True Blood

Anoche me dispuse a ver el estreno de la Cuarta Temporada de True Blood, no con el mismo anhelo y ansia con el que esperaría Breaking Bad, Game of Thrones, Californication, Luther o Weeds (esta última, en su séptima temporada, acaba de volver :-) y hablaré de ella pronto…). Y esto es debido a la inercia en caída libre que inició True Blood desde la tercera temporada y que en este horrible regreso en su Cuarta Temporada me tocó sufrir anoche.

True Blood, Temporada 4. Vuelven Sookie, Bill y Eric.

True Blood, Temporada 4. Vuelven Sookie, Bill y Eric.

Caída libre, si señor. Creo que utilizaré esta Cuarta Temporada del pastelón protagonizado por Sookie Stackhouse (interpretada por Anna Paquin, la que fue precoz ganadora a los 11 años de un Oscar de la Academia de las Artes y Ciéncias Cinematográficas por la soberbia y emotiva El Piano) como experimento de laboratorio para mis alumnos de Física en el estudio de la gravedad sobre los cuerpos. Tremendo, tremendo…

Y eso que True Blood comenzó como una buena serie, con Alan Ball como productor.  No olvidemos que Ball está detrás, tanto como productor, director o escritor de trabajos como la película American Beauty o la gran serie A dos metros bajo tierra. Me entristece mucho ver como están despedazando una serie que no sólo son unos magníficos titulos de crédito.

[youtube vxINMuOgAu8 480 270]

Para los que no saben nada de True Blood aquí va una sinopsis… cuando se descubre la forma de producir sángre sintética los vampiros, que han acompañado durante toda la historia a la humanidad en silencio, en la sombra, deciden salir a la luz y darse a conocer puesto que ya no tienen “en teoría” necesidad de cazar humanos para alimentarse: toman True Blood (la marca que produce sangre sintética) embotellada a modo de cerveza. Aunque en apariencia este comienzo rimbombante eche para atrás, la primera temporada de la serie no lo es. Estamos en Bon Temps, una pequeña población palurda en Luisiana, EE.UU. donde el regreso Bill, un vampiro desde los tiempos de la Guerra Civil Americana, causará revuelo, recelos y mucho más. Ambientada con buen ojo crítico en la producción respecto a la sociedad usamericana, la serie aparecició en las televisiones en 2008, en plena polémica por la legalización en EE.UU. de los matrimonios homosexuales. Los paralelismos son claros: desconfianza y prejuicios entre humanos y vampiros tiene su reflejo en cómo ven algunos yankees a sus paisanos gays/lésbianas/bisexuales/transexuales. Los vampiros quieren y buscan (en su mayoría) aceptación e integración en la sociedad. Todo esto, junto a unos buenos guiones y una excelente ambientación de la tórrida Luisiana y la sociedad sureña convirtieron a True Blood en una necesaria recomendación para los seriéfilos con buen gusto e inquietudes scociales y políticas. O al menos así fue en principio.

True Blood dio un salto erótico contundente al panorama de la pequeña pantalla. Primero mostrándonos sin contemplaciones los hermosos bustos y traseros de sus intérpretes (especialmente de la protagonista). También han mostrado abiertamente y sin tapujos las relaciones (y magreos) de algunos personajes abiertamente gays. Y el retrato de la sociedad sureña, con sus claroscuros, tópicos y acentos están muy bien reflejados. Los que hemos tenido la oportunidad de recorrer en profundidad Luisiana, Mississippi, Alabama y Georgia sabemos de qué hablo…

Luego llegó la Segunda Temporada. Bueno, seguía con el espíritu de true Blood, pero comenzaban a aparecer más seres mitológicos. Cada vez True Blood se iba pareciendo más a un mundo de Tolkien en el Sur del EE.UU. de la actualidad que otra cosa… pero bueno, los vampiros son criaturas fantásticas en cualquier caso, así que bueno, no pasa nada (piensas) , a ver a dónde y por dónde nos lleva Alan Ball.

Pero llega entonces la Tercera Temporada. A la creciente fauna (y flora) mitológica se le suma, cada vez con más saña y menos sentido, una puesta en escena gore, escabrosa y hasta repugnante ¿para qué?¿porque quizás la sangre con vísceras pegajosas atrae más audiencia?porque meter sexo puede agradecerse (depende también de cómo y de qué manera se meta el sexo…) pero el gore sin sentido… en fin, no es que sea enemigo del gore. De hecho, me reí mucho Braindead: tu madre se ha comido a mi perro. Pero por lo general no me gusta que lo mezclen con el vampirismo.

Y finalmente llegó anoche la (tan esperada por algunos, no por mí) Cuarta temporada de True Blood. Tal es la expectación que incluso aquí en Madrid en la Sala Berlanga pasaron anoche el estreno de esta temporada por la pantalla grande de un cine, en V.O.S., sólo un día después del estreno en EE.UU. No se producía algo parecido desde el gran Season Finale de Perdidos. Y aquí nos muestran un patético episodio

¡Espóiler dentro! Mostrar spoiler

A ver cómo justifican los fans incondicionales de la serie semejantes esperpentos. Lo único que queda defendible para mí (desde mi punto de vista hetero-masculino, claro :-D) es la presencia de Deborah Ann Woll en el papel de la vampiresa pelirroja Jessica Hamby.

La vampiresa Jessica Hamby, interpretada por Deborah Ann Woll

La vampiresa Jessica Hamby, interpretada por Deborah Ann Woll

Y poco más que decir. Le voy a dar uno o dos capítulos más para ver si los guionistas y productores pueden frenar la caída en picado que lleva esta serie desde la Tercera Temporada… o desterraré lo que le queda al limbo de las “hadas madrinas”. Ojalá me equivoque, pero esta cuarta temporada pinta mal, muy mal…

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2011/06/el-regreso-nefasto-de-true-blood/

11 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Vaya desilusión! Y yo con mi botellita de True Blood original en casa y lista para beber…

  2. Claro que todo esto está visto desde mi perspectiva… deberías ver el episodio y juzgar por ti misma

    • Zonk-PJ en 2 julio, 2011 a las 19:56

    Pero hada madrina de verdad, de las de varita y que convierten calabazas en carruajes, o de las rollo Changeling del World of Darkness (porque la serie lleva imitando ideas del WoD así que no me extrañaría que sacasen los Changeling…)

  3. Mejor júzgalo por ti mismo viendo el capítulo… sale hasta un tío que lo presentan como “hada madrina” :-D ¿no sería más conveniente llamarle “hado padrino”?!

  4. Ja ja. Hoy sin falta los veré.. que ganitas.

    • Anonimos en 11 septiembre, 2011 a las 12:47

    si eso es tu opinion, si las hadas de true blood es muy rollo changeling, aunque Sookie no lo sabe, porcierto en el mundo que represento la escritora, es un mundo basado en MUNDO DE TINIEBLAS(vampiro:la mascarada, wraith… mago… changueling) es muy normal que envuelva a tantos tipos de seres del mundo de tinieblas, yo en esta 4º temporada destaco a los actores cada vez con mejores maneras de encarar su rol, y sobretodo el de la actriz que encarna a este ultimo villano Fiona Shaw actriz irlandesa de metodo en Teatro, en cuestiones de produccion e interpretacion la serie esta bastante bien echa

  5. Conozco el “Mundo de Tinieblas” de mi época rolera cuando jugaba al Vampire etc. Está claro que para gustos, colores… y hay mucha gente a la que le gusta esta evolución de True Blood hacia una fantasía desbocada.
    Me gustaba mucho True Blood en su Primera Temporada, y me dolía ver cómo se iba deshinchando la serie y los guiones con cada nuevo capítulo.
    Sigo viendo (a pesar de todo) esta Cuarta Temporada, pero ni de lejos con la misma ilusión con la que la disfrutaba al principio.

    • FRAN en 17 diciembre, 2012 a las 4:20

    AL AUTOR DEL POST;

    mUCHO LLORIQUEAR PERO BIEN QUE LA VEIAS… Y ENCIMA MIENTES DICIENDO QUE NO LA ESPERABAS… POR DIOS SE PUEDE SER TAN MENTORIOSO??? ERES IGUAL QUE TODOS.

    1. Está claro que NO has leído lo que he escrito, sino no escribirías (mal) la tontería que has escrito:
      -True Blood ERA una serie que en sus primeras temporadas era excelente… para convertirse en la basura que es ahora. No soy el único que lo piensa. Y lo confirman las tendencias en audiencia de True Blood. ¡Si hasta el propio Alan Ball ha dejado la serie! :-D

      -Para poder criticar hay que ver. Y me he tragado demasiados episodios de True Blood ¿dónde dices que miento?

      -¿Que te gusta True Blood? perfecto. Tatúate en el pecho “Sookie Stackhouse” si tanto te altera que existan personas que no tienen tus mismos gustos.

      -¿Qué soy igual que todos? Te equivocas de nuevo: yo no soy como tú :-D

    • DanielaSlssl en 30 mayo, 2013 a las 22:29

    La temporada cuatro noe s para nada de mis favoritas, mi favorita es la 1 y la 5 creo que lo de los vampiros contra humanos trajo un tema significantemente importante y que le quitará el romanticismo que tenía para hacerla mucho mejor serie pero habrá que esperar.

    • Grisel en 25 junio, 2014 a las 19:47

    Considero que si bien no han igualado la primer temporada de True Blood con las demás! Ha estado bien hecha la serie, en todas las temporadas! Creo que está bien estructurada! Sin embargo concuerdo contigo en que la primera fue la mejor!

Los comentarios han sido desactivados.