You can’t always get what you want…

SPOILER ALERT! A continuación se contarán situaciones de la serie Californication vistas en el último capítulo de la cuarta temporada. Quedáis advertidos…

Terminó la última temporada de Californication, la 4ª. Y quizás este último capítulo de título …And Justice For All, este Season Finale sea el final de la serie. De nuevo, la cadena de televisión de pago Showtime se ha vuelto ha lucir con un capítulo maravilloso, una pequeña obra maestra de la televisión. Se han lucido los guionistas, se han lucido los actores, se han lucido los efectos visuales, se han lucido con la canción adecuada en el momento adecuado dosificando la emoción para descargarla en un torrente que hacía tiempo no sentía por la pequeña pantalla.

El capítulo comenzaba con la incertidumbre de la sentencia a nuestro sufrido y follador Hank Moody, una vez considerado culpable de estupro por su relación sexual con la menor de edad Mia Gross, de 16 años, como vimos en el episodio piloto de la serie. La cárcel ondeaba por la cabeza de Hank, de Karen, de Becca, de Charlie, de Marci, de Abby. De nuevo un capítulo de Californication con un título que hace referencia a una canción, en este caso …And Justice For All de Metallica.

Californication. Abby y Hank esperan la sentencia.

Californication. Abby y Hank esperan la sentencia.

Nuestro Hank se libra de la cárcel (no de la multa ni de los 12 días de trabajos sociales) con lo cual parece que toda apunta a un final feliz de la temporada, con besos, reconciliaciones y todas esa bazofia a la que nos tienen acostumbrados algunos directores comerciales y rancios de Hollywood y España… pero no, nada de eso. Para nada.

Nuestro Hank va a la celebración de su sentencia y del comienzo de la producción de la película basada en su último libro, cogido de la mano de Abby, su abogada y amante, su alter-ego femenino; pero un alter-ego con los pies en el suelo e infinitamente mas centrada en su vida y en sus sueños. Abby está interpretada por la hermosa y sensual Carla Gugino. Y allí, en la mansión de Stu, el amante millonario de Marci, se encuentra con su grupo de amigos, sus respectivas parejas, el lunático de Eddie Nero y alguien mas. Y esto incluye a su Karen, la madre de su hija, que ya no oculta hacer su relación con el simpático y atractivo Ben. Y es en esta cena donde se desatan todas las pasiones, miedos, celos, simpatías, antipatías de todos contra todos. Y donde aflora el temor de Hank al cambio, al giro copernicano que ha dado su vida y al que se niega (como se ha negado durante cuatro temporadas) a aceptar.

En esta cena, que termina como el rosario de la aurora se hace evidente que Hank no es el único que se resiste a los cambios, que Mr. Moody no es el único con una inercia emocional de proporciones astronómicas. Esta cena finalmente nos abre los ojos y nos muestra el meollo de la personalidad problemática de nuestro escritor. Karen, Becca y Ben se van de viaje por carretera, su familia se va sin él. Hank se resiste a dejar atrás a Karen aún sin saber por qué la ama. Porque ¿cómo es posible amar alguien y aceptar que no puede dejar el sexo con todas las bellezas al Oeste del río Pecos que se le cruzan? Hank pierde el Norte, pierde el Sur, y pierde a Abby.

Al día siguiente, en la resaca siguiente, en el hotel donde Hank se ha exiliado, aparece Becca para despedirse. Y la hija de Hank es la única y la primera en aceptar e integrarse al cambio, a la nueva situación. Las situaciones cambian, los papeles cambian. Acaba un capítulo, hay que empezar otro. Y tras la despedida nuestro Hank Moody se dirige a los estudios cinematográficos donde van a empezar el rodaje de la película basada en el libro que Mia le robó a Hank, Fucking & Punching (“follando y dando  puñetazos”). Es en este momento del episodio donde los creadores de este maravilloso y melancólico capítulo se lucen, justo cuando empieza la melodía de los Rolling Stones, la canción You can’t always get what you want (“No puedes siempre conseguir lo que quieres”) con la que comenzó la serie en aquel episodio piloto (si, aquel de la monja y la iglesia…). no podía haber mejor canción mas acorde con la línea argumental, con el momento y situación.

La película que se va a rodar y cuyo guión es obra de Hank recrea su propia vida, el pasado de Hank, descrito en la primera temporada de la serie. Y empiezan una serie de encadenados de realidad y pasado. Hank se encuentra con la actriz que interpretará a Mia Gross, y en la pantalla se nos intercambian la Mia real y la actriz. Hank pasa por los estudios donde se ha reconstruido la casa donde nuestro escritor vivía con Karen y Becca. Hank pasea por su recreada casa y se encuentra con las actrices que representan a Karen y Becca. La actriz que interpreta a Karen tiene una disertación con él sobre el guión y le pregunta “Why does he love her so much?I mean, what it is about her?”(“¿por qué la ama tanto?quiero decir¿de qué va esto con ella?”). Hank le contesta:

-No lo se. Creo que nunca lo he sabido. Creo que a veces lo tienes justo desde el primer momento y entonces eso define tu vida. Se convierte en lo que eres.

Toda una declaración y definición. Entonces otro encadenado, la actriz se convierte en Karen, a la que Hank besa apasionadamente. Y mientras la Karen y Becca reales, en una gasolinera lejos de allí, creen ver el porsche de Hank… para ver con ¿decepción? que del coche sale un tipo muy distinto a Mr. Moody. Las dos entran en la caravana donde espera Ben, momento que se encadena con nuestro Hank saliendo de la caravana donde ha hablado del guión y ha besado a la actriz que hará de Karen, quien se encuentra fuera con la niña que interpretará Becca. Hank las mira con nostalgia. Y la melodía de los Rolling Stone no ha dejado de sonar. Realidad y ficción se entremezclan, donde You can’t always get what you want… Pocos podemos tener la suerte de recrear nuestra vida, caminado por un estudio donde se ha representado nuestro pasado.

Y nuestro sufrido protagonista se embarca en la carretera.

Hank, solo con su porsche

Hank, solo con su porsche

Y aquí se sigue encadenando realidad con pasado como un collage. Hank acababa de adquirir hace poco un porsche nuevo, pero el respaldo del porsche en el que se monta ahora es el de su viejo (y ya en el desguace) coche del pasado. Los encadenados, la música y los sentimientos de nuestro protagonista se entremezclan maravillosamente, y a continuación se nos brinda un encadenado espectacular, cuando justo delante del coche se entrecruza un decorado de estudio, de rodaje, donde se ve una carretera en un triste atardecer, y Hank lo cruza para aparecer en la carretera, con su porsche, sus pertenencias, su vieja máquina de escribir.

Hank a punto de atravesar un decorado de cine...

Hank a punto de atravesar un decorado de cine…

La carretera, su pasado, una vida y un pasado que nunca ha podido dejar atrás por cuatro temporadas, su coche, sus cosas, su máquina de escribir. Hank Moody comienza una nueva vida donde debe descubrir quién es, que es lo que quiere, que hará con su vida, que hará con su nueva vida. Es difícil adaptarse a nuevas situaciones y dejar atrás la vida con las personas que queremos o que queríamos. Algo que personalmente viví recientemente cuando la mujer con la que hacía tiempo compartí cinco años de mi vida me comunicaba por teléfono, entre lágrimas, que se casa. Y me invita a la boda. Una ceremonia que no pienso perderme.

You can't always get what you want

You can’t always get what you want

Hank Moody se va. Se despide, en una secuencia en la que se contempla cómo se aleja por una carretera real con el atardecer falso del decorado del estudio de cine. Se va, y puede que para siempre. La serie podría perfectamente concluir con este maravilloso y emotivo episodio donde no sabemos hacia dónde va nuestro escritor hedonista, nuestro padre sin una familia, nuestro amante sin amor. Donde se tiene que buscar, como tantos otros. Donde se tiene que encontrar. Y probablemente solo, con bourbon y su vieja máquina de escribir.

ACTUALIZACIÓN:

Californication tendrá 5ª temporada: http://www.sho.com/site/announcements/view.do?articleid=1528. Uno no es perfecto y se entera de la noticia 2 meses y 22 días más tarde… :-D

Enlace permanente a este artículo: http://www.caraballo.es/2011/04/you-cant-always-get-what-you-want/

1 comentario

  1. Resulta que hace 2 meses y 22 días que la cadena Showtime confirmó la 5ª temporada de Californication… errrrr… ¡uno no es perfecto! :-D

Los comentarios han sido desactivados.